Casa de la recaudación

Posee tres grandes ventanales, en lo que se llamó “Carnicería alta” y fue conocido como Fielato. Son de finales del siglo XIV. Embellecidos por columnas de granito de auténtico sabor castellano. Puede contemplarse en la Plaza y en la Calle Mayor.

Ir a la barra de herramientas